Los miembros de la Fraternidad viven la vocación bautismal en su ambiente (familia, parroquia, puesto de trabajo), según el carisma nazareno del Hno. Gabriel, para irradiarlo en la Iglesia y en el mundo. En la propia condición de vida, los miembros de estos grupos se comprometen a vivir el Evangelio en la cotidianidad de los actos sencillos. El trabajo, la oración, la fraternidad vivida en Nazaret, son la constante en su orientación espiritual.

EN LA FRATERNIDAD:

Se comparte la vida y la oración, se crece en la fe y la esperanza.

Cada miembro es corresponsable de la vida y vitalidad de su Fraternidad.

Para mantenerse estable y dinámica, tendrá una organización propia.

Cada Fraternidad está unida a una comunidad de los Hermanos.

Join our Newsletter

We'll send you newsletters with news, tips & tricks. No spams here.

Contact Us

We'll send you newsletters with news, tips & tricks. No spams here.